Descubre los distintos tipos de colchones

TIPOS-DE-COLCHONES

¿Conoces la importancia del descanso para tu día a día? ¿Conoces la importancia que tiene la elección del colchón? Pues son dos cosas que están totalmente relacionadas entre si; la elección del colchón sobre el que te acostarás es un elemento fundamental para tu descanso. ¿Conoces los distintos tipos de colchones que existen? Puede que alguno que otro te suene de haberlo escuchado pero ¿conoces sus características? Para eso estamos aquí! Existe un colchón para cada tipo de persona y para poder decidirte por un modelo, primero debes conocer con detalle los distintos tipos de colchones y sus características.

En Nattex Compostela vamos a ayudarte a descubrir que colchón es el que mejor se adapta a tus necesidades.


Partes de un colchón.

Antes de continuar hablando de los diferentes tipos de colchón es conveniente tener claro qué y cómo es un colchón.

El colchón es el elemento fundamental para lograr un buen descanso. Con el paso de los años ha ido mejorando su estructura y funcionalidad, pudiendo así garantizar cada vez más un descanso absoluto y reparador. A continuación podemos ver las partes que componen un colchón.

partes-de-un-colchon

  • Funda: Es la parte superficial del colchón, la tapicería. Las fundas pueden ser fijas o extraibles. Debemos tener en cuenta que la segunda opción facilitará su limpieza.
  • Lateral: Los laterales es aconsejable que estén reforzados, encapsulados, ofreciendo así mayor resistencia y duración al colchón. Este refuerzo se consigue con una plancha de espuma que rodea al colchón. (Empujando en el lateral con la mano hacia dentro podéis comprobar si vuestro colchón está o no reforzado.)

La zona lateral también es conocida por platabanda, a veces llevan válvulas de aireación en los laterales para garantizar la ventilación o asas laterales, para poder girar o dar la vuelta al colchón.

  • Acolchado: Es la capa o capas, que se encuentra bajo la funda, recubriendo el núcleo. Es la zona encargada de proporcionar apoyo y confort al cuerpo. Se utilizan varios materiales pero los más utilizados son la viscoelástica, el látex y las fibras textiles.
  • Núcleo: Es la parte que define al colchón, determinado su firmeza y durabilidad.
  • Tratamientos: Es la parte del colchón más difícil de visualizar pero según el modelo y gama del colchón, llevará un tipo de tratamiento u otro buscando favorecer su duración. Entre ellos destacan los anti-humedad, pro-higiene, anti-ácaros, entre otros.

Una vez que tenemos claro las partes que componen un colchón vamos a conocer los diferentes tipos de colchones que tenemos en el mercado. Los colchones pueden ser de muelles, los más tradicionales, de espumación o látex, y dentro de estos grupos vamos a diferenciar varios tipos en función de sus características:

Colchones de muelles

El colchón de muelles, el más antiguo, el que siempre has conocido. Se trata de un colchón que distribuye de manera uniforme el peso de tu cuerpo. Este tipo de colchones, además presentan una gran ventilación por el espacio que existe en su núcleo interior, siendo así muy adecuado para aquellas personas más calurosas o para climas cálidos. Diferenciamos tres tipos de colchones de muelles: muelles de hilo continuo, ensacados o bicónicos.

colchon-de-muelles

  • Colchones de muelle de hilo continuo

Los muelles de hilo continuo están formados por un solo hilo de acero distribuido en forma de zigzag, evitando así zonas libres de apoyo. En este tipo de colchón el cuerpo descansa sobre el conjunto del colchón, teniendo la sensación de dormir solo aunque no fuese el caso. El muelle de hilo continuo, es firme y resistente, aportando mayor firmeza y estabilidad en las zonas de mayor peso del cuerpo.

  • Colchones de muelle ensacado

En este caso se trata de un sistema de muelles que se agrupan independientemente y alineados entre sí, distribuidos por todo el interior del colchón, lo que hace que se conforme un interior de gran adaptabilidad y firmeza media. Cada muelle está recubierto con una funda para evitar roces entre ellos. Favorecen la independencia de lecho puesto que cada grupo de muelles se adapta a la presión que ejerce sobre ellos la persona, evitando el traslado de movimientos al resto del colchón.

Los colchones con muelles ensacados no son aconsejables para personas con un volumen corporal elevado.

  • Colchones de muelles bicónicos

Los muelles bicónicos o entrelazados son muelles independientes, en forma de doble cono, y se hacen más estrechos por el centro. Estos muelles están unidos entre sí por hilos de acero. Ofrecen una firmeza media, pero muy poca adaptabilidad.

Colchones de espumación

La espumación de los colchones es un material de células abiertas y transpirables. En Nattex Compostela ofrecemos nuestras propias espumaciones con diferentes características y densidades. Disponemos de colchones de espumaciones blandas y firmes, normalmente en combinación con amortiguadores de fibras y acolchados en látex o viscoelástica.

colchon-viscoelastico

  • Espumación HR

En el mercado existen varios tipos de espumación, pero una las más utilizadas es la espumación HR (High Resilence) es decir que posee una alta capacidad para recuperar su forma inicial una vez se ha deformado por la presión del peso. Son colchones con densidades superiores a 25 kg en su espuma y se caracterizan por su gran adaptabilidad y firmeza.

  • Colchones de viscoelástica

Es importante saber que no existe en el mercado ningún colchón que contenga en su núcleo solo viscoelástica, puesto que no es un material suficientemente firme para soportar el peso corporal.

La principal característica de los colchones con viscoelástica es su alta adaptabilidad, acogiendo cada una de las partes del cuerpo y proporcionando una sensación de hundimiento. Se trata de un material termosensible (sensible a la temperatura) reaccionando al calor corporal; es decir, una vez que el cuerpo descansa sobre el colchón el material toma el calor corporal y se deforma para adaptarse al cuerpo.

Este tipo de colchones suelen tener un poco más de altura que los de látex.

Colchones de látex

El colchón de látex tiene una gran resistencia al hundimiento, resultando ser el tipo de colchón que más adptabilidad provoca. Su firmeza es media/baja y generalmente son aconsejables para quien no soporte colchones duros y le guste una acogida suave que elimine al dormir la presión sobre los músculos. Se fabrica a partir de la resina del árbol del caucho, junto con endurecedores y antioxidantes.

El látex, al ser un producto orgánico, necesita mucha ventilación para que perdure en el tiempo  y no coja moho con la humedad. Es el tipo de colchón ideal para somieres articulados.

Colchones de fibras naturales

Los colchones naturales son una opción que cada es más demandada en el mercado por las ventajas que proporcionan para la salud y el descanso de quién los usa. Son colchones que están fabricados de forma íntegra por productos de origen natural como la lana, el lino, la seda, el algodón, etc. Su principal ventaja es que son hipoalergénicos y por lo tanto más saludables que los colchones sintéticos. Su precio suele ser más elevado que los materiales sintéticos de ahí que para hacerlos más asequibles, se hagan mezclas de material natural con sintético, como es el caso de los colchones de látex natural con látex sintético.

Compartir en redes sociales:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + 7 =