Colchonería

Colchones de espumación

En el mercado existen una gran variedad de materiales y composiciones sobre los que poder elegir a la hora de comprar un colchón.

La espumación de los colchones es un material de células abiertas y transpirables. En Nattex Compostela ofrecemos nuestras propias espumaciones con diferentes características y densidades. Disponemos de colchones de espumaciones blandas y firmes, normalmente en combinación con amortiguadores de fibras y acolchados en látex o viscoelástica.

En el mercado existen varios tipos de espumación, pero una las más utilizadas es la espumación HR (High Resilence) es decir que posee una alta capacidad para recuperar su forma inicial una vez se ha deformado por la presión del peso.

Colchones de viscoelástica

La espuma viscoelástica se caracteriza por ser muy elástica porque, al ejercer presión sobre ella, esta se deforma para adaptarse por completo al contorno de tu cuerpo, garantizando un confort máximo. De esta manera, el colchón viscoelástico se convierte en un colchón muy ergonómico ya que logra reducir los puntos de presión en tu cuerpo.

Y no solo esto, las propiedades de la viscoelástica garantizan la independencia de lechos. Aunque duermas acompañado, tendrás la sensación de que no hay nadie más contigo en la cama, puesto que el colchón absorbe los movimientos y golpes.



Colchones de látex

El látex destaca por su gran adaptabilidad, ofreciendo un gran confort, ya que este material se adapta al contorno de tu cuerpo por completo. Además presenta una gran resistencia al hundimiento.

Los colchones de látex presentan una gran durabilidad, y requieren de mucha ventilación por tratarse de un material poco transpirable. No podrás colocarlo sobre cualquier base, siendo las menos recomendables los canapés y las bases tapizadas.

Colchones naturales

Los colchones naturales son una opción que cada día tiene más fuerza en el mercado por las ventajas que proporcionan para la salud y el descanso de quién los usa. Son colchones que están fabricados de forma íntegra por productos de origen natural como la lana, el lino, la seda, el algodón, etc.

Colchones de muelles

Escoger el colchón adecuado es fundamental para garantizar un buen descanso. No todos los colchones son iguales, ni todos tenemos la misma forma de dormir, es por ello que debemos conocer los diferentes tipos de colchones y escoger el más adecuado.
Con Nattex Compostela podrá beneficiarse de una calidad de descanso superior y una comodidad inigualable.


 Muelles de hilo continuo

Este tipo de muelles están formados por un solo hilo de acero distribuido a lo largo de toda la estructura, proporcionando una gran consistencia. El hilo continuo permite eliminar huecos vacíos, logrando una mejor sustentación del cuerpo, puesto que cuanto mayor es la densidad del hilo mejor es el colchón.

Estos muelles presentan una gran durabilidad a la vez que ofrecen una mayor firmeza, mejorando el refuerzo en la zona lumbar.

 Muelles ensacados

Los colchones de muelles ensacados son el sistema ideal para las camas dobles, siendo especialmente cómodos y proporcionando una alta independencia entre lechos. Estos muelles son independientes, introducidos en pequeñas bolsas individuales, evitando así el roce entre ellos. Además, se consigue que cada grupo de muelles trabaje de forma independiente, aportando a cada zona del cuerpo el soporte ideal.

Este tipo de muelles también presentan una alta durabilidad en el tiempo gracias a su sitema de muelles embolsados y la no fricción de los mismos.



Muelles bicónicos

Este tipo de muelle se remonta al sigo XIX y son los muelles más tradicionales. Se trata de muelles independientes entre sí, que presentan una forma característica. Se encuentran en posición vertical estrechándose en la zona central, simulando un reloj de arena, unidos entre ellos por hilos de acero.

Estos muelles se hunden más que los ensacados y los de hilo continuo, pero también tienen un precio más económico.

En Nattex Compostela te asesoramos con los mejores profesionales para que escojas el colchón ideal para ti y tu descanso. ¡No compres un colchón sin antes probarlo!

Compartir en redes sociales: