Claves para elegir un buen protector de colchón

elegir-un-buen-protector-de-colchon

¿Quieres aumentar el nivel de confort de tu colchón? Hacerte con un protector de colchón será una muy buena garantía para ello. Un error muy común es que cuando compramos un colchón nuevo, no nos planteamos como debemos protegerlo de forma adecuada. No valoramos que gastar un poco más cuando compramos el colchón, en la compra de un protector, no solo nos va a mejorar las propiedades de nuestro colchón sino que además nos garantizará una buena higiene, alargando su durabilidad de forma considerable.

¿Cuál es la función de un protector de colchón?

elegir-un-protector-colchon

El protector de colchón es un complemento que se coloca entre el colchón y la sábana bajera y que sirve para protegerlo de posibles manchas o filtraciones, que lo puedan terminar dañando. Tiene forma de sábana y se ajusta al colchón con un elástico, como si fuera una sábana bajera ajustable, o mediante una cremallera, si cubre el colchón por ambos lados.

La función de los protectores de colchón es proteger y, a la vez, aumentar el confort del colchón. El acolchado de su relleno alivia la presión en los puntos de contacto entre el cuerpo y el colchón, al mismo tiempo que absorbe la humedad mejorando la calidad del descanso.

Una de sus ventajas es que el protector de colchón se limpia de forma muy sencilla; lavándolo a la temperatura indicada en su etiqueta (en muchos casos hasta 90ºC) no quedando ni rastro de la mancha.

En Nattex Compostela trabajamos con la reconocida marca Velfont que dispone de una amplia gama de protectores de colchón, para que encuentres el que mejor se adapta a ti. Los modelos varían en función del tejido y del relleno, y pueden ser reversibles o impermeables según la composición de su base.

Ventajas de utilizar un protector de colchón

  • Aumento de la vida de nuestro colchón

El uso de un protector garantizará la duración de la durabilidad de nuestro colchón. Al usar un protector, incorporamos una capa adicional a la superficie del colchón, y va a ser está la que reciba la mayor parte del peso y presión de nuestro cuerpo. Será esta capa y no el colchón la que sufra el mayor deterioro por el uso.

  • Aumento de la higiene

Con la utilización de un protector de colchón evitamos que bacterias, ácaros y pieles muertas entren en contacto y se acumulen en el colchón. Además su sencillez para ser lavado facilita aún más que siempre esté impoluto.

  • Aumento de la transpiración

Durante la noche nuestro cuerpo genera sudor lo que produce humedad en el colchón. El uso de un protector previene que esta humedad se filtre hasta el interior de nuestro colchón y lo dañe.

Además cabe tener en cuenta que, sea por el deterioro de su uso diario, por una deformación de su espuma, o por un filtrado de fluidos o líquidos; cambiar un protector de colchón resulta mucho más económico que tener que cambiar el colchón.

¿Qué tipos de protectores de colchón existen?

protector-de-colchon

Existen gran variedad de protectores para tu colchón. En cuanto a las características del protector, las principales a las que debemos prestar especial atención son la transpiración e impermeabilidad. Así es que podemos agruparlos en dos grupos: protectores clásicos y protectores impermeables.

  • Protectores clásicos.

Estos son los protectores más comunes y los recomendados para cuando el riesgo de que haya filtraciones es bajo. Pueden ser acolchados o no, siendo los acolchados más confortables y los que no tienen acolchado, presentan una alta capacidad de transpiración. Existen protectores que tienen además tratamientos antimanchas, lo que les confiere un plus de protección ante posibles líquidos, y tratamientos antiácaros y antibacterianos.

Este tipo de protectores son ideales para alargar la vida de nuestro colchón.

  • Protectores impermeables.

Este tipo de protectores de colchón ya son específicamente recomendados para los casos en los que el riesgo de que haya filtraciones es alto. Son ideales para cunas de bebés, camas infantiles, para personas que suden mucho en verano o en situaciones de riesgo potencial de pérdidas.

La protección que ofrecen es total, cubriendo todo el perímetro, incluso los laterales. Así mismo, podemos encontrar modelos con tratamientos antiácaros y antibacterianos.

¿Cuáles son los distintos materiales para un protector de colchón?

  • Protectores fabricados con Tencel; son los más destacados siendo un producto 100% natural, ecológico y biodegradable. Presenta una excelente transpiración que permite un gran aislamiento térmico, creando un microclima en la cama. Ofrece una protección natural antiácaros, antibacterias y antihongos.

La ventaja del uso de tejido Tencel en los protectores de colchones es que combinan transpiración e impermeabilidad. La funda protectora Tencel consigue proteger totalmente el colchón ante cualquier tipo de líquido o fluido corporal, como el sudor. Además, el tejido Tencel tiene un tacto especialmente suave y resulta un 30% más resistente que el algodón.

  • Protectores con rizo de algodón y poliuretano; Se trata de una combinación de materiales que ofrecen impermeabilidad a precios económicos. Estos protectores transpiran muy bien y, al estar fabricados de algodón, son hipoalergénicos. Son muy resistentes.

protector-colchon-velfont

  • Protectores con Allerban; El tratamiento Allerban es un tratamiento antiácaros, antibacterias y antihongos integrado en la composición de la fibra, por lo tanto no desaparece con los lavados. Este tratamiento impide el desarrollo del hongo Aspergillus Repens, necesario para el ciclo de la vida de los ácaros, por lo que los elimina totalmente.
  • Protectores con teflón; Consiste en un tratamiento antimanchas que se aplica sobre el tejido creando una barrera invisible sobre cada fibra. Esto hace que el acabado sea muy duradero, seguro y suave. El resultado es un elevado nivel de repelencia a las manchas.

Como puedes observar, contar con un buen protector de colchón no sólo alargará la vida útil del colchón, sino que nos garantizará seguridad a nivel higiénico y nos protegerá de posibles alergias. ¡No dudes en consultarnos!

Compartir en redes sociales:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + dieciseis =