¿Cuál es el mejor colchón para niños?

colchon-para-niños

El descanso es fundamental para todos y cada uno de nosotros. En el caso de los niños, un buen descanso les ayuda a recuperar la gran cantidad de energía gastada durante el día, de ahí la importancia de escoger un buen colchón para ellos. Un buen descanso les  ayuda a aumentar la capacidad de aprendizaje y memoria y obtienen mejores relaciones sociales con otros niños y compañeros de clase.

Como no podría ser de otra manera, el colchón debe ser de gran calidad y que no le provoque problemas de espalda, dolores musculares o articulares, complicaciones en las vías respiratorias ni cualquier tipo de alergias.

A la hora de escoger un colchón infantil debemos tener en cuenta la edad y la constitución del niño, siendo estos dos factores de los más importantes. A continuación veremos el motivo:

EDAD Y CONSTITUCIÓN DEL NIÑO

No es lo mismo cuando tu hijo es un bebé recién nacido que cuando tienes ya 4 años, ni mucho menos 12. Tampoco es lo mismo si tu hijo es delgado y no pesa mucho, que si es grande de estatura o presenta un cuerpo más fuerte. Por ello la elección del colchón se ve tan influenciada por estos dos factores:

  • Hasta los 2 años de edad.

Esta es la etapa en la que los pequeños pasan la mayor parte del tiempo durmiendo y la elección de un buen colchón es de vital importancia. Se recomiendan colchones firmes, cómodos, antiasfixia, con materiales muy higiénicos y transpirables para que no afecten a un buen desarrollo de su sistema inmunitario. siendo ideal también que sean desenfundables, ya que es una fase en la que los escapes nocturnos son bastante normales.

bebes-descanso

  • De los 2 a los 9 años.

En esta edad los niños necesitan un colchón que les permita libertad de movimientos, que tenga una firmeza adecuada y una correcta adaptabilidad, sin perder de vista la constitución del pequeño. Hay que recordar que a estas edades aún duermen gran cantidad de horas, entre 9 y 12, y es primordial que el descanso sea adecuado. Como regla general, lo más adecuado para ellos son colchones de firmeza alta con adaptabilidad media. Pero ten en cuenta que, el grado de firmeza debe ser mayor o menor dependiendo de la constitución del niño.

  • A partir de los 9 años.

En este caso, aunque no necesiten dormir tantas horas como hacían antes, el descanso sigue siendo igual de importante. A partir de ahora el niño empezará a crecer para dar el paso a ser un adulto, su cuerpo irá creciendo todavía más y los cambios físicos pronto empezarán a ser evidentes. Teniendo en cuenta que el niño utilizará el colchón hasta la adolescencia, hay que tener en cuenta que necesitará un descanso firme y más adaptable que garantice su confort conforme va creciendo.

En resumen, es importante elegir los colchones para niños teniendo en cuenta las necesidades de éstos en cada etapa de sus vidas. Puede ser que el niño tenga alguna necesidad especial que también haya que tener en cuenta: por ejemplo si tiene una talla superior a la media, si sufre de exceso de sudoración durante el descanso o si se encuentra en una fase en la que tiene más riesgo de escapes nocturnos. Por todas estas razones y por muchas otras, conviene dejarse asesorar por especialistas y profesionales del descanso. En Nattex Compostela te asesoramos hasta el último detalle. ¡Pregúntanos sin compromiso!

¿MUELLES, VISCOELÁSTICA O LÁTEX?

La perfecta elección de un material u otro dependerá de las características concretas del colchón y las necesidades del pequeño, ya que dentro de cada tipo de colchón existen diversas calidades. No obstante, aunque antiguamente los colchones de látex solían utilizarse de forma habitual en niños, hoy en día no son los más recomendados porque generalmente no ofrecen la firmeza que los pequeños necesitan.

escoger-colchon-niños

  • Colchones de muelles: ofrecen una mayor transpiración que el resto de colchones, por lo que son más recomendables para niños con alergias severas. También son una buena opción para los niños que aun pueden tener escapes nocturnos, aunque el uso de un protector impermeable siempre es la mejor opción y no interferirá en el material que consideres más adecuado para tu hijo.
  • Colchones viscoelásticos: por norma general ofrecen una mayor durabilidad, adaptabilidad y confort, por lo que son la mejor elección siempre que ofrezcan un grado de firmeza alto. También es importante tener en cuenta la cantidad de material viscoelástico que incorporen y la densidad de este. Hasta que el pequeño no esté en su tercera etapa (a partir de 9 años) no es necesario elegir un colchón de más de 4cm de viscoelástica.

Debemos tener en cuenta otro tipo de factores que pueden afectar en la elección final del colchón para nuestros niños:

  • Si el colchón va a ser utilizado en ocasiones por alguna persona adulta, lo más recomendable es escoger un colchón viscoelástico que ofrezca una buena firmeza para que garantice el buen estado del colchón durante el máximo tiempo posible.
  • Si el niño crece y no se encuentra cómodo en el colchón que adquirió hace unos años, debe tener en cuenta que es completamente normal, ya que su fisionomía cambia conforme van creciendo y las necesidades de éstos también. En este caso le recomendamos cambiar el colchón lo antes posible para favorecer su descanso. Generalmente los niños no se quejan de sus colchones, debe ser usted quien advierta los problemas en el descanso de los pequeños y que ponga solución cuando sea necesario.

Generalmente, los colchones tienen una vida útil de 10 años aproximadamente. Sin embargo, para garantizar la máxima durabilidad del colchón únicamente debe usarse para dormir. Evita que los niños jueguen y salten sobre él, pudiendo causar deformaciones antes de tiempo.

Te dejamos el enlace a nuestro artículo de los tipos de colchones, para que puedas conocerlos un poco más al detalle.

Compartir en redes sociales:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 4 =