escoger-almohada-alta-almohada-baja

Una almohada es el complemento perfecto en todo juego de dormitorio, pero más que un adorno que tener sobre la cama, esta juega un papel fundamental en el descanso de la persona. Por eso es necesario sobre todo para la salud, poseer la almohada indicada según su posición al dormir y preferencia, sean estas almohadas altas o bajas.

Importancia de una almohada

Así como la selección de un buen colchón es importante, la almohada también lo es, ya que en ella descansa la cabeza, el cuello y parte de la espalda y esto lo hace alrededor de 8 horas diarias, por eso como ya mencionamos engloba la salud.

Adicional a ello se puede decir que la almohada está ligada directamente a la cervical siendo una parte del cuerpo que debe descansar muy bien. Por lo que existen una serie de factores que influyen en lograr una buena noche de sueño y el tener la almohada correcta es uno de ellos.

Cómo elegir una almohada

Para determinar si elegir una almohada alta o baja, es necesario tomar en cuenta como se duerme, ya que la altura de la almohada influye de acuerdo a la posición de la cama al igual que a nuestra postura.

  • Es decir, si duermes boca arriba y sueles moverte mucho en ese caso la almohada ideal es una almohada alta, esto te permitirá tener el cuello y la columna en descanso y no bajo tensión.
  • Sería todo lo contrario si duermes boca abajo, en ese caso deberás usar una almohada baja plana para reducir la tensión del cuello y así puedas colocar un brazo debajo de la misma.
  • En el caso de que duermas de lado se te recomienda que elijas almohadas relativamente altas. Para saber exactamente qué tan alta debe ser, la almohada debe llenar el área completa sobre el hombro, mejilla y colchón.
  • Para las personas que tienden a dormir sobre su parte posterior lo mejor son las almohadas muy bajas, de manera que el mentón no toque el pecho y así no se lesione el cuello.

almohadas-altas-o-bajas

Almohadas altas o bajas ¿Cuál comprar?

Para tomar esta decisión debes considerar los puntos arriba mencionados que se resumen en el hecho de que la almohada ideal para ti, debe sostener tu cuello de manera que las vértebras cervicales se encuentren lo mejor posible. Por ello se debe lograr una extensión natural de la columna vertebral en una posición cómoda, estirada y relajada con el apoyo de una buena almohada.

Cabe destacar que el tipo de relleno también puede influir haciéndolas más blandas o rígidas, sean de plumas, de trozos o enteras.

Por eso elige la que ayude de mejor manera a tu salud, de acuerdo a tu posición al dormir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code