Consejos para mejorar el descanso durante el embarazo

DESCANSO-durante-el-embarazo

¿Sabías que un tercio de tu vida lo pasas durmiendo? Y es que, dormir bien es algo primordial para la salud y, en el caso de las embarazadas, la importancia es doble, ya que hablamos del descanso de la mamá y del bebé. Sin embargo, y a pesar de que embarazo y sueño están muy relacionados, somos conscientes de lo difícil que puede resultar para una mujer embarazada encontrar la postura idónea para conciliar el sueño.

Durante el embarazo ocurren cambios en el ciclo del sueño. Los primeros meses del embarazo las mujeres mientras duermen tienen períodos mas cortos de la fase de sueño profundo. Durante los meses siguientes las “futuras mamás” comienzan a dormir menos y tienen interrupciones del sueño varias veces durante cada noche. Durante el embarazo las mujeres experimentan varios cambios en todos los espectros de su vida, y por ende el momento de relajarse y dormir también sufre modificaciones.

Las mejores posturas para dormir en el embarazo

En función de cómo estés viviendo tu embarazo, las necesidades serán unas u otras, por eso exponemos diferentes posturas para el sueño en el embarazo, con la seguridad de que alguna de ellas será la ideal para ti.

dormir-durante-el-embarazo

Tumbada sobre el lado izquierdo
Se recomienda dormir de este lado durante el embarazo pues esto ayuda al riñón a eliminar desechos y fluidos y a que la sangre y los nutrientes fluyan hasta el útero, por ende, hasta tu bebé. Además, esta posición es muy apropiada para el descanso.

Con una almohada entre las piernas y de lado
Una forma ideal de mantener la columna recta y no dejar caer el peso de una pierna sobre otra. Si usas una almohada lo suficientemente larga, también podrás apoyar la barriga, obteniendo una seguridad suprema.

“Con las piernas en alto”
Si con el embarazo se ha visto perjudicada tu circulación y notas los pies hinchados, prueba a dormir con las piernas apoyadas sobre unos cojines. Esto ayudará en la prevención de varices, calambres y pinchazos.

Tumbada boca arriba
Quizás no sea necesario apuntar que la postura menos recomendada es tumbarse boca abajo, en este caso, aunque pueda ser difícil de creer, dormir de espaldas tampoco es muy aconsejable. Puede verse afectada tu circulación y tu digestión.

Semisentada
​Túmbate ligeramente inclinada con la ayuda de almohadones o cojines si sientes alguna molestia estomacal, sentirás alivio. Eso sí, no olvides estar cómoda, al fin y al cabo lo que buscábamos era un óptimo descanso y tu bienestar.

No obstante, además de la postura, hay algo esencial para dormir bien, y es que la calidad del colchón es indispensable para un óptimo descanso de la embarazada, así como para la formación del bebé. En Nattex Compostela, disponemos de una amplia gama de equipos de descanso que ofrecen las mejores garantías para el descanso de embarazadas. No te conformes con cualquier colchón, está en juego tu bienestar y el de tu pequeño.

¿Cómo elegir un colchón y almohada para descansar mejor durante el embarazo?

Los buenos colchones son aquellos que permiten que todo el cuerpo quede sostenido en su totalidad. Evitar los colchones que sean o muy duros o muy blandos. Los que son muy duros pueden provocar incomodidad y por ende no colabora con un buen descanso. Por el contrario si fuera muy blando no permitiría que el cuerpo quede sostenido y dará una sensación de incomodidad porque el cuerpo se hundiría acompañando al colchón. La solución que debiera de adoptarse es un colchón que a la vez de sostener al cuerpo pueda mantener y respetar las curvaturas naturales del cuerpo.

Respecto de las almohadas es importante rescatar la importancia que tienen en un buen dormir. Aquellas almohadas que son muy altas harán que su cabeza quede en desnivel respecto del resto del cuerpo, lo que dará cierta incomodidad a lo largo de la noche.
En contraposición podemos sostener que una almohada apenas mullida y baja, provocará (o podría provocar dolores de cuello, hombros o espalda, porque obligaría a la cabeza a estar estirada hacia atrás, con las posibilidades de contraer dolores.
La almohada ideal entonces es aquella cuya altura no provoque que su cabeza quede levantada respecto del resto del cuerpo, y que a la vez no sea demasiado baja, para evitar los posibles dolores musculares.

10 consejos para mejorar el descanso en el embarazo

1) Lo más importante: haz que tu descanso sea una prioridad y marca un plan.

2) Establece horarios e intenta mantenerlos lo máximo posible. Generar una rutina y respetar ciertos horarios te ayudará a que el cuerpo responda mejor.

3) Evita grandes cantidades de comida al cenar y alimentos pesados. Procura llegar a la cama con la digestión hecha o al menos sintiéndote ligera.

4) Evita tomar cafeína o alimentos que contengan cafeína desde media tarde, especialmente en las horas previas a la hora de irte a dormir.

5) Date un baño relajante o una ducha con agua tibia antes de irte a dormir. Aparte del efecto relajante que esto tiene ayudará como ritual previo asociado al descanso.

6) También puede ayudarte leer un libro o revista justo antes de dormir.

7) Haz ejercicio con regularidad. No hace falta que éste sea intenso. Una actividad física sueva y regular ayudará también a que concilies mejor el sueño.

ejercicio-en-el-embarazo

8) Intenta dormir sobre el lado izquierdo, o derecho, si te resulta más cómodo, pero evitando permanecer mucho rato boca arriba. Ya no es sólo porque es más fácil que encuentres una posición cómoda estando de lado que boca arriba, sino porque de esta forma la circulación de sangre que le llega a tu bebé es mayor.

9) Utiliza un colchón y almohadas adecuadas. Esto suele ser muy personal y va a gustos pero en general es aconsejable que el colchón no sea demasiado duro ni demasiado blanco. Respecto a la almohada, elige aquella que te haga estar cómoda y evitar dolores de cuello. Las que son demasiado altas hacen que tu cabeza quede en desnivel con el cuerpo y suelen resultar más incómodas. Lo mejor, las almohadas cuya altura no provoca este desnivel, evitando así dolores musculares.

10) Ayuda a conciliar el sueño y a que éste sea más reparador con otras opciones. Los medicamentos homeopáticos, siempre que sean bajo prescripción de tu médico homeópata, pueden ayudarte en los trastornos del sueño asociados a estados ansiosos.

Compartir en redes sociales:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − cuatro =