Todo sobre las almohadas viscoelásticas

Almohada viscoelasticas

No hay duda de que las almohadas son un elemento indispensable a la hora de dormir y tener un sueño reparador. La diferencia entre una almohada de baja calidad y una de alta calidad puede influir muchísimo en la calidad del sueño.

Siempre es bueno contar con una almohada que se adapte a la forma del cuello y la cabeza a fin de brindar la mayor comodidad posible. En este sentido, las almohadas viscoelásticas representan la mejor opción. Por lo que debes conocer todos los detalles sobre estas.

Características de las almohadas viscoelásticas

  • Se adaptan muy bien a la forma del cuello y de la cabeza.
  • Poseen una capacidad insuperable de respiración interior.
  • Están diseñadas para que sean termorreguladoras.
  • No se deforman con el uso ni el tiempo, siempre mantienen su forma y consistencia.

Estas cuatro características llevan a muchas personas a elegir las almohadas viscoelásticas por sobre otro tipo de almohadas muy distintas a las que comúnmente conocemos. Pero también es cierto que la almohada debe ser adecuada para la persona que le dará uso, por lo que es necesario pensar en:

  • La postura preferida al dormir.
  • La altura apropiada para tu cuello.
  • Las preferencias de cada persona.

Quiénes pueden usar las almohadas viscoelásticas

Es necesario tomar en cuenta la forma en que están diseñadas estas almohadas para determinar para quiénes son preferibles. Las almohadas viscoelásticas son termosensibles, lo cual quiere decir que reaccionan al calor corporal para poder adaptar su forma.

Si la persona que la usa se mueve mucho en espacios de tiempo muy cortos, la almohada no tendrá el tiempo necesario para calentarse y amoldarse. En este sentido es más recomendable para personas con menor movilidad durante el sueño, como mayores y adultos.

Mantenimiento de las almohadas viscoelásticas

El mantenimiento siempre es de vital importancia para preservar las cosas, por lo que limpiar frecuentemente las almohadas viscoelásticas es una buena idea. Se recomienda aspirarla por lo menos una vez cada 15 días, lo cual impedirá la formación y propagación de los ácaros.

Es una buena práctica cubrir las almohadas viscoelásticas con una funda a fin de mantener su pureza. Esto evita también la aparición de manchas o sucio difícil de quitar. Otra buena práctica es darles la vuelta cada cierto tiempo para que el lado que más se utilice no siempre sea el mismo. Este consejo también aplica con los colchones.

Compartir en redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + 18 =