La temperatura ideal de la cama para dormir

temperatura cama

¿Te ha ocurrido que cuando hay muchísimo frío no puedes conciliar el sueño? A muchas personas les puede ocurrir esto así como también cuando hay mucho calor. Por ello, es importante conseguir la temperatura ideal de la cama para que  puedas dormir plácidamente.

¿Cuál es la temperatura externa que necesita el cuerpo?

Necesita una temperatura de aproximadamente unos 21º centígrados, si está por encima de esto o por debajo la persona no podrá dormir bien y aparecerán algunos síntomas como: Irritación, trastorno del sueño, nerviosismo y ansiedad. Por eso, es vital que se regule la temperatura de la cama y de la habitación en la que se va a descansar.

Maneras de obtener la temperatura ideal de la cama para dormir

Existen muchísimas formas de regular la temperatura bien sea con artefactos o ropas de cama. En caso de que haya mucho frío puedes utilizar mantas eléctricas o calienta camas, medias, almohadillas calientes y bolsas de agua calientes. Si por el contrario hay mucho calor puedes usar paquetes de gel frío o colocar el aire acondicionado en una temperatura que no sea demasiado fría.

temperatura-cama

Ventajas de utilizar calienta camas

El calienta camas te ayudará a conciliar el sueño de forma rápida y por ende dormirás plácidamente, algunos beneficios que obtendrás:

De varios tamaños

Hay unos de aproximadamente 90 centímetros que son ideales para camas individuales y otros que son dobles para las camas matrimoniales, estos últimos tienen dos mandos independientes que ayudarán a controlar la temperatura, algo que es fundamental, ya que, cada uno tiene una sensación térmica.

Tienen desconexión automática

En caso de que te quedes dormido, no tienes que preocuparte, ya que, incluyen una desconexión automática. Por la seguridad de la persona ante cualquier posible olvido, estos se apagan luego de 12 horas de uso.

El calor que produce incita al sueño

Estos no solamente ayudan a relajar los músculos y aliviar el dolor por alguna contractura, sino que también ayuda a conciliar el sueño y a calentar la cama los días más fríos. Este tiene un mando con tres temperaturas, en primer lugar antes de ir a dormir puedes precalentar la cama y luego, podrás reducir la temperatura hasta que te encuentres cómodo.

Son muy fáciles de lavar

Se pueden lavar con total facilidad en la lavadora. Solamente lo que debes hacer es separar la conexión eléctrica. Estos aunque se laven no se dañan, ya que, están fabricados de algodón que es un material de larga duración.

Tipos de calienta camas

  1. Bajo la manta: Este dispositivo está fabricado para calentar la superficie de la cama y va debajo de la manta o la sabana. Están disponibles en diferentes telas desde poliéster hasta lana.
  2. Colchoneta climatizada: Esta se coloca encima del colchón sujetado con tiras elásticas.
  3. Edredón caliente: Tiene cierto parecido a los tradicionales y te mantiene caliente debido al interruptor que trae.
  4. Protectores y fundas de colchones: Estos se pueden colocar encima del colchón ajustándolo a él por medio de una funda elástica.

En definitiva, si deseas obtener la temperatura ideal de la cama para dormir presta atención a todos estos consejos, así podrás dormir plácidamente.

Compartir en redes sociales:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 3 =