Cómo lavar el relleno de un nórdico

como-lavar-nordico

El relleno nórdico, también conocido como edredón nórdico, no es otra cosa más que un cubrecama capaz de dar calor en demasía. Es una especie de funda súper caliente que mantiene abrigado a cualquiera del frío más helado, siendo generalmente fabricado tanto con plumas como con fibra sintética, plumón o lana. ¡Toda una maravilla cuando de evitar el frío se refiere!

Pese a lo funcionales que pueden ser, los rellenos nórdicos tienen una particularidad latente y es que son muy difíciles de lavar. Es por ello que se puede mencionar la mejor manera de lavar un relleno nórdico, de forma tal que puedas preservar el mismo por muchos años más sin que pierda sus propiedades.

Pasos para lavar un relleno nórdico

Lo primero que debes hacer para lavar un relleno nórdico es determinar el material con el que está relleno, ya que los procedimientos para lavar la funda cambian dependiendo de este punto tan particular.

Siendo así, puedes seguir los siguientes pasos si el mismo está hecho de plumas o plumón:

  1. Toma una bañera de gran tamaño y llénala con la cantidad de agua mínima para cubrir el edredón completamente de agua. Se recomienda mirar las indicaciones del mismo para constatar la temperatura adecuada en la que debería estar el agua antes de lavar.
  2. Deposita el relleno nórdico en la bañera y mezcla con un poco de detergente, moviendo el mencionado relleno de forma tal que no botes el agua y que pueda absorber la sustancia para limpiar.
  3. Remueve gentilmente por un par de minutos, dejando reposar allí el edredón por al menos 2 minutos, siendo necesario que lo remuevas del agua acabado este tiempo.
  4. Pon el relleno nórdico al sol totalmente estirado para que se seque de manera uniforme, pudiendo advertir con esto que el secado del relleno podría tomar hasta dos días si optas por esta alternativa. Otra opción podría ser poner el relleno nórdico en una secadora, verificando que el mismo tenga suficiente espacio dentro de la misma para moverse y secarse.

Ahora bien, si estos pasos te parecen muy laboriosos cuando se trata de lavar rellenos nórdicos de plumas o plumón, entonces puedes optar por lavarlo en la lavadora, siempre y cuando sigas las indicaciones que recomienda el fabricante del relleno y si la lavadora tiene espacio suficiente para que el relleno quepa completa y cómodamente.

Cómo lavar un relleno nórdico

Pasos para lavar un relleno nórdico de fibra o sintético

En el caso de los rellenos nórdicos sintéticos o de fibra, poco más hay que explicar en cuanto a lavarlos se refiere, ya que estos rellenos son más resistentes que los de plumas o plumones y por consiguiente, pueden ser lavados con más libertad y frecuencia en la lavadora.

Generalmente este tipo de relleno nórdico se lava con agua fría, optando por un ciclo de lavado especial para ropa delicada y por un detergente suave y en pocas cantidades. ¡Igual que con el relleno nórdico de plumón!

Mientras que con un edredón nórdico de plumas es aconsejable lavarlo una vez al año, con estos edredones sintéticos puedes aumentar esta frecuencia a una vez al mes si así lo prefieres, ya que esto no repercute directamente en la composición del material con el que está fabricado.

Es recomendable que a la hora de lavar rellenos nórdicos (independientemente de su composición), lo hagas de forma individual, lavando únicamente este relleno por cuenta propia para evitar que se comprometa el material. Además, se recomienda un lavado en seco cada dos o tres años, de forma que puedas mantener la durabilidad del relleno por mucho más tiempo.

¿Ves que no es difícil lavar esta clase de funda tan particular? ¡Solo hace falta un poco de compromiso!

Compartir en redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − dos =